La rata de Zaniewski. Literatura no complaciente.

Allí fuera hay una guerra, una guerra humana que no está definida, puede ser cualquier guerra. La sociedad llevada a lo más esencial, a lo básico: comer, dormir, copular y sobrevivir; pero sobre todo huir. No importa si somos hombres o animales, eso no cambia. Las emociones, no descritas, existen, son las del lector, es él quién las pone en el texto, es el lector quién completa lo que Zaniewski narra.

Hierba que crece (Introducción a la escritura poética)

En un poema cabe todo, desde la contemplación de una verja oxidada a la escucha del maullido de un gato. Desde la luz de las galaxias que se alejan a las sombras que va dejando una vela al apagarse, desde la piedra de Sísifo hasta la montaña de la procede esa piedra. Tal vez lo único que no cabe en un poema es llenar un vaso vacío con un vino que no sabe a nada.